EL MODELO DE CUENTO

Home » Español » EL MODELO DE CUENTO
marzo 25, 2018 Español No hay comentarios

 

EL MODELO DE CUENTO

Lo primero que debemos observar es que en todo cuento, sin importar la modalidad

existe una  (Situación inicial) que puede ser positiva o negativa en relación con la(situación final).

Esto es los personajes pueden iniciar un proceso de mejoramiento, pues padecen algún conflicto y terminar peor que al inicio o mejor.

Ésta es la primera y más simple de las situaciones pero por lo general aparecen otros personajes y en los cuentos no son muchos,

a lo sumo tres, pero siempre habrá uno que conduce el interés del narrador y otros que son aliados o antagonistas.

Los primeros ayudan al protagonista a resolver sus preocupaciones y los segundos lo obstaculizan.

Ahora bien en todo cuento siempre aparece una intención de parte del sujeto de la enunciación:

educar, entretener, informar, ideologizar, convencer, meter miedo, evangelizar, enriquecerse, etc. En el Calila e Dimna existe un interés:

educar a los reyes y nobles pero de ello se pueden aprovechar otros de clases menos poderosas.

Pareciera que por lo general la literatura realista, no es desinteresada.

Por lo menos desde la perspectiva del escritor. ¿Habrá un acto del ser humano desinteresado?

Utilizaremos algunos ejemplos de la colección Calila e Dimna para nuestros análisis y el primero se enuncia como:

“Del ladrón a quien hacen creer que la luna sirve de escala.”La anécdota es simple: Un ladrón y otros cómplices, se introdujeron en una casa a robar en una noche de luna.

El marido se percata de ello y avisa a su esposa para que oiga callada y aliada de su historia que desea que escuchen los infractores.

Dice así a u esposa. Mi fortuna la obtuve robando en las casas de los vecinos ricos.

Solía hacerlo en noches de luna y entraba a ellas por la ventana y a través de los rayos de la luna.

Así el ladrón oyó esa historia y de manera ingenua la creyó. Se introdujo a la casa por la ventana y se abrazó al rayo de luna.

Por supuesto fue a caer maltrecho en el fondo de una habitación. El dueño de la casa lo castigó y evitó el robo.

La moraleja del relato se dirige al ladrón que no debe creer tales cosas.

La(situación inicial) presenta un hogar corriente de una familia adinerada y unos ladrones que desean robar su riqueza.

Básicamente son tres personajes. El dueño de la casa y su esposa y el ladrón.

La víctima es éste que cree la historia del rico. Es una situación inicial negativa y con visas de ser peor si los ladrones logran su cometido.

No ofrece sino una casa corriente, un hogar normal y una eventual acción corriente: el robo.

Así podríamos decir que la estructura del cuento es Si pero con peligro de ser negativa.

El personaje que se ve sometido al peligro de perder su fortuna acude a la astucia, al ingenio,

características propias del ser humano y que no necesitan aliados sobrenaturales y actúa.

Prepara y realiza su estrategia y resuelve la Pf, vence al ladrón.

Es el ingenio y la complicidad del infractor (cree lo que oye), lo que le hace triunfador de esa prueba.

No existe ningún elemento mágico sino la astucia y el aprovecharse de la ignorancia y poco seso del ladrón, lo que ayuda al protagonista a salir airoso.

Esto es realismo puro y propio de la condición humana.

No necesitamos acudir a ejemplos donde los “supuestamente buenos” son engañados por los ladrones y

los ingenuos dejan de ser los ladrones, pero el ejemplo tiene su moraleja: no crea todo lo que te dicen.

La verdad no es tan fácil de saber y quien dice tenerla, en la mayoría de los casos es un falso.

Veremos otros ejemplos para comprobar esta estructura inicial antes de establecer la estructura final.

El segundo ejemplo que analizamos aparece con la descripción:

El can engañado por el reflejo del agua

La historieta es muy simple. Un perro caza un animal para comer y se traslada por la orilla de un río y vio su sobra y abrió su boca y perdió la presa que llevaba.De esta situación se han escrito muchas fábulas e historietas.

Es el personaje que por ambición descuida lo que tiene en su poder y pierde todo.

No se conforma con lo poseído y arriesga, ingenuamente su fortuna por querer lo otro, lo imaginado, lo aparente.

En el ejemplo que presenta el texto no es inducido por personaje alguno, pero de este vicio, defecto o flaqueza humana, se aprovechan muchos para lograr sus riquezas.

El querer tener más de lo que se posee lo lleva a la ruina total.

Otra vez se presenta una Si positiva, en este caso, el perro que tiene su presa y desea comer, pero se le presenta una Pide duda,

de ingenuidad y sucumbe ante ella y en la Pierde su presa y se queda sin nada. Su castigo es perder su comida.

En este caso el protagonista es ingenuo, se deja llevar por las apariencias y sufre su castigo.

De una situación inicial positiva llega a una situación final negativa por sus propios vicios o ignorancia.

La moraleja es obvia y la da el narrador, es aleccionadora pero escapa a la historia del relato.

Es una apelación al lector implícito y por correlación al lector social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *